Sin stock

CÓMO CRIAR HIJXS NO MACHISTAS

$540,00
Compartir

“Finalmente, el viaje hacia los orígenes es más importante que los orígenes mismos”.

JULIA KRISTEVA

Mientras escribíamos este libro, alguien nos sugirió que hagamos visible que somos pareja. Nosotros creímos que lo más interesante era nuestro proyecto compartido de crianza, pero una vez que llegó ese comentario entendimos que ambas perspectivas son interesantes, sobre todo cuando la familia es una estructura social que suele estar asociada con la opresión de la mujer.

Este libro nos desafía en los dos sentidos: nos da tiempo para pensarnos como padre y madre y revisar nuestras prácticas con respecto a una crianza igualitaria, pero también nuestro vínculo y nuestras individualidades para encontrar esas zonas grises en las que todavía no estamos del todo cómodos y no somos del todo iguales. Porque los dos lavamos los platos y cocinamos, ninguno de los dos plancha, Ariel es mejor en la verdulería, el cuaderno de comunicaciones lo mira Liora y ambos cargamos nafta, pero el mecánico sigue siendo de Ariel, aunque Liora se lleva mejor con las herramientas. Por ahora, porque nos movemos todo el tiempo.

Cuando nos casamos, diseñamos unos anillos que tienen una parte quieta y una parte móvil que gira sobre ella: así nos pensamos. Elegimos ser juntos, pero sin anular el movimiento de cada uno, su búsqueda, sus inquietudes, sus incomodidades. Así nos vamos volviendo iguales, a veces nos desconcertamos porque fuimos criados en esta sociedad machista y a veces nos da vértigo encontrarnos desparejos y no lograr resolver cuestiones como la “carga mental”. Pero estos procesos nos ayudan a construir un futuro más inclusivo para nosotros mismos y las futuras generaciones.

Tratamos de ser iguales en términos de género, pero como dice la mamá de Liora, nunca termina por ser 50 y 50. Siempre aparecen bifurcaciones que nos provocan enojo o fastidio. A veces es Liora la que extraña vivir a la sombra de un macho alfa. A veces es Ariel el que preferiría volver a casa y tener la cena lista. Cuando eso pasa, nos detenemos, hablamos, discutimos y tratamos de emparejar las cosas. A veces lo logramos.